Género negro

Loading...

Entrevista a Andrés sorel

Loading...

Buscador

Traductor

Sígueme

twitter facebook linkedin googleplus youtube pinterest

miércoles, 4 de mayo de 2011

La novela de la memoria, José Mauel Caballero Bonald


La novela de la memoria
José Manuel Caballero Bonald
Seix Barral
928 págs.

Este libro de memorias, construida a manera novelada, puede proporcionarle al lector unas horas de agradabilísima lectura porque, además del talento narrativo de su autor que se pone de nuevo de manifiesto en esta obra, se podrá encontrar a la España de la guerra hasta la Transición, después de la muerte de Franco.

El lector a lo largo de la lectura de esta obra se debate entre la duda de qué es parte de la ficción y qué es parte de la realidad, pero esa duda pesa poco a la hora de juzgar a La novela de la memoria porque su verdadero peso - y no es liviano, por cierto-, es la calidad de la prosa narrativa, la emoción que destilan sus páginas, el preciado don de la palabra usada como sabe hacerlo Caballero Bonald y que ya ha puesto de manifiesto en sus obras anteriores comoAgata ojo de gato y Manual de infractores, por citar algunas, que crea la tensión narrativa y deslumbra por su maestría y la maravillosa urdimbre que ilumina con los fogonazos de su talento puesto al servicio creador de la literatura con mayúsculas.

En esta obra, separado en capítulos independientes, el autor va mostrando sus vivencias, encuentros, desencuentros, afectos y desafectos, pero sin dejar de mostrar en cada capítulo narrativo que lo importante no es lo que cuenta y que lo es mucho, sino cómo lo cuenta, dejando al lector en cada página fascinado por la soberbia prosa y la hondura de este texto en el que se pueden ver claramente las huellas indelebles de un maestro.

Los personajes con los que se cruza en su discurrir vital son muchos y de renombre, lo que añade un plus más a este gran libro, y por citar a unos pocos se pueden encontrar a Gil de Biedma, Blas de Otero, Camilo José de Cela, Rafael Alberti, Paco de Lucía o Félix de Azúa, por citar unos cuantos y dejando a muchos en el tintero. A todos ellos nombra, retrata magistralmente y lo hace no sólo como alguien que conoce bien a quienes nombra, sino como un agudo y lúcido observador que sabe calar en la psicología de los otros y puede hablar con profundidad y lucidez, sin dejar la objetividad de lado.

Este libro, además de todos los datos que aporta, de los muchos personajes conocidos que pululan por sus páginas, también ofrece una lectura que no puede ser rápida y sin pausa, porque requiere atención, capacidad de disfrute en cada párrafo y el sosiego necesario para poder leer con deleite a uno de los grandes de la literatura española que hace alardes en esta obra de su maestría y de su dominio del lenguaje.

Este nueva obra de Caballero Bonald es recomendabilísima para los que siempre han sido seguidores adictos a sus obras y para quienes no hayan leído nada de este gran autor, ya que, tanto unos como otros, van a encontrar motivos para disfrutar de su lectura que no dejará indiferente a ninguno.